Consejos de escaparatismo para tiendas

5 motivos por los que tu escaparate no vende

Trabajas el escaparate, le dedicas tiempo, esfuerzos, recursos económicos… 

¿Y aun así no es el impulsor de ventas que debería ser?

Tal vez estas cometiendo algún fallo que le resta efectividad a todo el trabajo bien hecho.

Ten en cuenta que el escaparate es un espacio de venta que tiene muy poco tiempo para captar la atención del que pasa por delante.


En tan solo unos segundos la exposición debe atraer miradas, generar interés y estimular la compra.

Por lo tanto, hay que trabajar con esmero tus presentaciones a pie de calle, desde los pequeños detalles a otros más visibles. 

A continuación te muestro 5 motivos que son especialmente relevantes y pueden restar eficacia a tu escaparate. Toma nota y si cometes algún fallo, tan pronto como te sea posible solucionalo.


MOTIVO 1:

No indicar los precios de venta de los artículos o servicios expuestos.


Cuanta más información recibe el consumidor, desde el primer momento, más posibilidades hay para provocar una venta, así de simple. 

No poner los precios es un gran error que cometen aún demasiada tiendas.

Sin duda alguna indicar lo que vale cada artículo expuesto te ayudará a vender más. Utiliza porta precios, o similar, y hazlo en letra impresa para transmitir una imagen profesional. 


MOTIVO 2:

Exceso de información.

Mostrar variedad de artículos no tiene porque ser sinónimo de más ventas. Fíjate en este escaparate, hay un exceso de información.  



Como puedes observar en un mismo espacio hay complementos para mujer de fiesta junto con otros con un estilo más casual. También hay artículos dirigidos a un público masculino, y en el centro del escaparate encontramos otros dirigidos a un público infantil.

Por mucha variedad que se muestre la realidad es que se crea un conjunto caótico donde nada resalta. 

Es muchísimo más eficaz exponer artículos variados pero claramente relacionados a un único mensaje comercial. 

De esta forma se consigue que una persona con un golpe de vista entienda que se está promocionando y es más fácil captar su atención. 

(Descubre aquí si el producto que eliges para exponer tiene alguno de los 3 atractivos necesarios.)


MOTIVO 3:

Poca iluminación.

 

En particular la iluminación es un factor clave para atraer las miradas.

Por lo que, un espacio bien iluminado consigue que el que pasa por delante gire la cabeza casi automáticamente. 
Es una manera de impactar visualmente, sobre todo cuando empieza a anochecer. 

Además si se combinan luces generales con focos direccionales se consigue resaltar zonas concretas de forma que el producto gana relevancia. 


MOTIVO 4:

No destaca.

Cuando un escaparate solo se muestra el producto se convierte en un simple catálogo informativo de venta. Este tipo de presentaciones  suelen resultar aburridas, sosas, y es difícil que generen interés en el que pasa por delante.

Así pues una imagen común ni ayuda a destacar todo el negocio ni hace más vendible el producto.

Fíjate en este ejemplo, aunque las dos ópticas muestran el mismo tipo de producto, la presentación no es igual, por lo que el resultado final también es bien distinto. 


¿Cuál crees que conseguirá ser recordado con mayor facilidad?

Presentar el escaparate de forma original es el gancho perfecto para atraer las miradas, además también se crea una imagen personal, memorable y que diferencia de la competencia. 


MOTIVO 5:

Falta mantenimiento.


Cualquier espacio donde se vean manchas, polvo, desorden… Da sensación de abandono, y esto transmite una mala imagen que en nada favorece las ventas.

Por más que un escaparate este bien hecho si hay una falta de mantenimiento perderá calidad el producto expuesto, pero también se verá perjudicado el valor del servicio ofrecido y el de toda la tienda. 


Por ese motivo es preciso establecer una rutina diaria para controlar el buen estado de: cristales, polvo, manchas, bichitos muertos…

No tiene porque ser una limpieza profunda, más bien algo superficial pero constante. 





Recuerda que el escaparate es tu carta de presentación para todos los que pasan por delante y no te conocen, o no han entrado nunca a la tienda.


No le restes importancia a los puntos que te he mostrado, cuida de principio a fin tu exposición para que te genere el máximo posible de ventas. 


1. Indica los precios siempre, sin duda alguna es un condicionante positivo para provocar ventas.

2. Elige artículos variados pero relacionados para evitar un exceso de información.

3. Ilumina con la máxima cantidad de luz que te sea posible para hacer todo el conjunto más visible.

4. Además, procura ambientar tu presentación con decoración, adornos, cartelería…

5. Finalmente cuida la limpieza y orden cada día.


Convierte tu escaparate en una herramienta comercial con la que incrementar beneficios, ventas directas y ventas indirectas.

Si tienes cualquier consulta puedes dejar tu comentario y trataré de ayudarte.
Muchas gracias por tu atención.
Un saludo, Olga.