Your address will show here +12 34 56 78
Consejos de escaparatismo para tiendas

El escaparate es una herramienta comercial con la que provocar ventas directas, es decir: vendes los artículos que allí expones.

Pero también es una herramienta perfecta para provocar ventas indirectas.

Es decir: gracias al escaparate atraes a consumidores hacia el interior y acaban comprando otros artículos.

Por ese motivo trabajar con detalle este espacio es clave para los beneficios.

Ten en cuenta que el escaparate está situado en un lugar privilegiado de tu tienda, todos los días pasan por delante posibles consumidores que dependen de la imagen que perciban se sentirán atraídos, o no.

Para potenciar esas ventas indirectas hay un tipo de escaparates que funciona muy bien: el escaparate de prestigio.

Se trata de crear un fuerte impacto visual con el objetivo de destacar todo el negocio antes que un producto, o servicio, en concreto.

¿Qué tienes que hacer para conseguirlo?

En la gran mayoría de casos los elementos decorativos juegan un importante papel. Bien sea por su diseño, tamaño o color, tienen más protagonismo los adornos que los productos de venta.


En el escaparate de prestigio la decoración gana relevancia para atraer el máximo posible de miradas.

Eso sí, recuerda que para que la decoración sea realmente efectiva siempre tiene que tener coherencia y quedar bien con:

  • El estilo, la imagen de marca, de tu tienda.
  • El tipo de producto que muestras.
  • El cliente al que te diriges.


Puedes visitar este enlace «¿Por qué decorar tu escaparate?» si quieres saber más.


Con esta forma de trabajar el escaparate crearás una imagen diferenciada y única de todo tu negocio, generarás tráfico en el interior y aumentarás las posibilidades de vender.

Mira estos ejemplos con un fuerte impacto visual. Imposible no fijarte en ellos si pasas por delante.

Con este tipo de montajes se consigue una mayor repercusión, el público presta mayor atención, es más fácil posicionarse en la mente del cliente y por lo tanto, también es más fácil que recuerde tu tienda.

Si nunca has pensado en trabajar así el escaparate te recomiendo que al menos uno o dos montajes al año valores este tipo de acciones.

Una buena fecha suele ser cuando hay un aumento de afluencia por tu calle debido a fiestas, acontecimientos, fechas señaladas… Así consigues dar a conocer tu tienda a un mayor número de gente.

En resumen, aprovecha tu escaparate no solo para promocionar artículos o servicios, sino también para promocionar toda la tienda. 


Trabaja elementos decorativos llamativos
, aunque el producto quede en un segundo plano, la finalidad de este escaparate es destacar toda la tienda

Diseña una estrategia de montajes anual, planifica el tipo de escaparate que te conviene mostrar en cada ocasión.

Si tienes cualquier duda puedes dejar un comentario debajo, o enviar un correo a info@olgabatalla.com Estaré encantada de ayudarte


Muchas gracias por pasarte por aquí.

Un saludo, Olga

 

0

Consejos de escaparatismo para tiendas

¿Cuántas veces se te ha echado el tiempo encima con el escaparate?

Cuando te das cuenta ya estás en fechas señaladas para tu tienda y, por lo que sea, no tienes nada preparado para tu exposición.

Llegan las prisas y acabas montando el escaparate de cualquier manera.

Sin duda alguna la falta de tiempo es un mal común entre la mayoría de pymes.
Por regla general el día a día suele ser bastante ajetreado: atender clientes y proveedores, responder mails, organizar pedidos, pagos, facturas, controlar redes sociales…

Si no organizas un poco todas tus tareas la sensación de ir apagando fuegos continuamente es inevitable.

No existe un barita mágica para que tu día a día sea más sencillo.
Pero sí que hay una herramienta que tiene comprobada su eficacia para organizar el tiempo.

La planificación.
Es decir, tomarse un tiempo para pensar que es lo mejor para tu negocio, sea cual sea el área.


Mientras que las grandes empresas confían plenamente en esta técnica de trabajo, los pequeños negocios no siempre lo tienen en cuenta.

La planificación es elemental para cualquier empresa, sin importar el tamaño de esta.

 

Por este motivo yo quiero proponerte que dediques un tiempo a crear tu propio calendario de exposiciones.

Conseguirás organizarte con mayor eficacia, y por lo tanto, serás más rentable.

Necesitas una simple hoja de papel y dibujar un cuadrante como el de la imagen.

Puedes planificar un año entero, o empezar por organizar los próximos 4-6 meses. 



Puedes hacer la planificación todo lo detallada que quieras, pero yo te propongo incluir básicamente 3 datos:

1. Campañas

2. Productos 

3. Ambientación


CAMPAÑA COMERCIAL

Empieza por estudiar mes a mes que campañas comerciales típicas son las interesantes para tu negocio, y que fechas son las que mejor se adaptan para realizar el cambio de escaparate.

Por ejemplo, una tienda de moda incluirá la época de rebajas de invierno en su calendario. En cambio, una joyería seguramente no tenga en cuenta esa campaña y se dedique a promocionar San Valentín en el escaparate.

También hay que incluir las posibles campañas que afectan a un sector en concreto.
Por ejemplo, una librería puede incluir en su calendario el día del libro. O una farmacia puede incluir en su estrategia la campaña de la gripe. 

De igual manera hay que incluir las campañas que son propias de la tienda como puede ser un aniversario, un lanzamiento especial, un acontecimiento local…


PRODUCTOS – SERVICIOS

Una vez tienes claro que campañas son las que vas a reflejar en tu escaparate tienes que estudiar tu surtido, para ver cuál es el más apropiado según la campaña que has elegido promocionar.

Puedes poner exactamente la referencia de los artículos que vas a exponer, o simplemente una anotación más general con la sección o categoría de productos apropiada. 

Recuerda que no todo lo que vendes en la tienda es igual de vendible en el escaparate. 



Aquí puedes aprender a elegir los mejores artículos para conseguir que se vendan solos en el escaparate. 


AMBIENTACIÓN

Por último tienes que dejar un espacio para ir añadiendo ideas decorativas. Complementa tu exposición con adornos, cartelería, colores adecuados…


Investiga que opciones tienes, estudia otros escaparates de tu sector, analiza tendencias…

El secreto de la creatividad muchas veces no es otro que invertir tiempo en ver que opciones son las que mejor se adaptan a tus habilidades, tus recursos, tu espacio… 

Un espacio atractivo consigue captar la atención de los consumidores con mayor facilidad, añade valor al producto o servicio, y hace que todo el escaparate sea más memorable.




Dedicar un tiempo a ver cómo vas a trabajar tus exposiciones es clave para la promoción del surtido y de todo tu negocio.

Se trata de diseñar el camino a seguir con estrategia de los próximos meses.
Estudia con calma cuales son las mejores opciones, y así podrás organizar tu tiempo y tus tareas en base a esa ruta. 

Deseo que estos consejos te sirvan para trabajar mejor la herramienta comercial del escaparate. 
Puedes dejar cualquier duda en los comentarios. Estaré encantada de ayudarte. 

Muchas gracias por pasarte por aquí. 
Un abrazo, Olga.

0