Consejos de escaparatismo para tiendas

Que le sobra a tu escaparate

Conoces la importancia del escaparate para tu tienda, buscas ideas, preparas adornos, trabajas las presentaciones… Pero aun así, no acaba de funcionar, no consigues suficientes ventas.


Un escaparate eficaz provoca ventas directas e indirectas.

Tal vez pienses que a lo mejor le falta algo a tu escaparate pero tal vez, lo que pasa, es que le sobra algo. Me estoy refiriendo exactamente a:



Utilizar estanterías fijas. 
Mostrar variedad sin estrategia. 
Exponer demasiados artículos.




1. Utilizar estanterías fijas.


El principal problema que tienen este tipo de expositores es que hacen las presentaciones muy monótonas.

Una estantería fija no permite hacer composiciones variadas del producto de venta, los adornos, carteles… Acaban situándose casi siempre de la misma forma.

Pincha en cada imagen para ampliarla.

 

La consecuencia es que aunque se cambien los elementos, en gran medida el escaparate parece siempre igual. Esto hace que los consumidores que pasan por delante no perciban apenas cambios, por lo que el impacto visual se ve mermado.

Para evitarlo hay que utilizar mobiliario auxiliar individual que permita hacer diferentes composiciones. Se pueden utilizar soportes, cajas, pódiums… Manteniendo la coherencia estética con el resto de la tienda para potenciar la imagen de marca.



2. Mostrar variedad de productos sin estrategia.


Me refiero a utilizar el mismo escaparate para vender artículos diferentes, que no están relacionados entre sí de ninguna manera.

Aunque pueda parecer que a más variedad más posibilidades de atraer la atención de algún consumidor, si no se hace con estrategia, el resultado es todo lo contrario.

Por ejemplo, fíjate en este escaparate: moda mujer, artículos de regalo para bebé, maletas… No se dirige a ningún perfil de cliente específico, por lo que al final, pierde impacto en todos los perfiles.



Se debe exponer variedad de artículos, sí, pero con un claro hilo conductor que los relacione entre si de alguna manera.



3. Exponer demasiados artículos.


El escaparate no es un muestrario, ni un catálogo, es el punto de partida para despertar el interés del consumidor y conseguir que entre en la tienda.

Un espacio masificado no resulta nada atractivo, además, transmite la sensación de poca calidad, tanto del producto como de todo el negocio.

Hoy en día una selección representativa de lo que se quiere promocionar es suficiente para captar el interés del consumidor.

¿No crees que a estos escaparate les sobra producto para entender que quieren vender?

Pincha en cada imagen para ampliarla.

 

Si existe la necesidad de exponer muchos artículos, en vez de mostrarlo todo a la vez, hay que diseñar un calendario de rotaciones y cada 15 días, más o menos, ir cambiando el producto. 


 

Como ves son tres aspectos relevantes que afectan a la imagen total del conjunto y que si no tienes en cuenta, los esfuerzos que has hecho para ese escaparate pierden impacto visual y por lo tanto, pierdes posibilidades de ventas.

Espero que estos consejos te sirvan para mejorar tu imagen a pie de calle. 

Si tienes cualquier duda puedes dejar tu comentario aquí en el blog, o enviar un correo a info@olgabatalla.com 
Estaré encantada de ayudarte.

Muchas gracias por pasarte por aquí.
Olga 

Descarga gratis la guía «Los 7 pecados capitales del escaparate»