Consejos de escaparatismo para tiendas

Mejora tu escaparate hoy mismo sin gastar un centimo

Si tenemos en cuenta que una persona tarda tan solo unos segundos en cruzar por delante del escaparate, veremos que tenemos muy poco tiempo para despertar el interés y el deseo de compra.

Conseguir que se fijen en nosotros no es fácil.

Ya hablamos aquí en el Blog  de cómo llamar la atención en un primer momento utilizando la creatividad.

Para seguir sumando atractivo quiero hablarte de cómo mejorar la visibilidad del escaparate con tres técnicas de composición.

Lo puedes hacer hoy mismo y a coste 0.



En el escaparate no debe dejarse nada a la improvisación. Todo va en un sitio en concreto y tiene un porqué.


Si queremos atraer las miradas hay que trabajar la agrupación.

Al presentar el producto unido en un grupo, o en varios, se consigue focalizar la vista del espectador de forma más rápida que si esta todo esparcido.

Eso sí, ten en cuenta estudiar el surtido que pones en cada grupo.

Hay que evitar crear una imagen confusa al mezclar artículos sin sentido. Combínalos por estilos, o por colores, o por temas, o por el público al que van dirigidos… Se trata de crear un hilo conductor entre ellos y enviar un único mensaje comercial.

Mira este escaparate.

¿Qué nos quieren vender?
¿Moda interior o artículos de mercería?

Recuerda el poco tiempo que un viandante tarda en pasar por delante. Más vale un único mensaje de venta y que este cause efecto.





Una vez tenemos la selección de artículos que vamos a agrupar hay que decidir como los distribuimos.

¿Has oído hablar de las formas geométricas en la composición?

Es un recurso muy utilizado en escaparatismo para organizar los grupos de producto, la decoración, la cartelería… Se trata de colocar todos los elementos que hay en la exposición creando una figura geométrica simple, una pirámide, un cuadrado, un círculo, etc.

Aunque como mejor lo veremos es con unos ejemplos.

¿Reconoces la figura piramidal en estos escaparates?


¿Y en estos la cuadrada-rectangular?


No hace falta que tenga la forma exacta, nuestra mente siempre tiende a unir los puntos y completar la imagen. Lo hacemos de manera inconsciente y es un juego al que la vista no se puede resistir. 

Si no estas familiarizado con esta manera de ordenar el escaparate puede parecer un poco complicado al principio. Pero te aseguro que con la práctica verás como no es difícil.

Busca imágenes de escaparates de tu sector por Internet, si son de firmas reconocidas mejor, y mira la manera que tienen de distribuirlo todo, utilízalo como ejemplo para tus propias composiciones.  


 

Para que las técnicas anteriores funcionen es clave respetar los espacios vacíos en la composición.


Algunas tiendas creen que cuanto más se expone más posibilidades de venta hay, y aprovechan cada centímetro del escaparate para mostrar el máximo posible de artículos.

La realidad es que se produce el efecto contrario, si todo el espacio esta masificado al final nada resalta. Además el exceso de producto crea un ambiente cargado que produce rechazo.





Un escaparate necesita zonas despejadas para que los artículos de venta resalten y tengan el protagonismo que se merecen. Por lo tanto es mucho más eficaz exponer menos cantidad y cambiar más a menudo el escaparate.



Por mucho que presentes los artículos bien agrupados y bien distribuidos si no respetas los espacios vacíos de poco habrá servido el trabajo hecho y el escaparate no tendrá el impacto que estamos buscando. 


Así pues si quieres que en tu escaparate se vean el máximo posible de cosas en el mínimo tiempo tienes que aplicar estas tres técnicas de composición:

  • Crear grupos unidos.
  • Dar una forma geométrica a las composiciones.
  • Respetar los espacios vacíos.


Estos 3 consejos son muy efectivos, los puedes poner en práctica desde ya y no tienes que invertir un € para llevarlos a cabo.


Un escaparate con una buena técnica aumenta su visibilidad, transmite calidad y es más fácil de recordar.


Ahora es el momento de revisar como tienes el escaparate.

  1. Presta atención al tipo de producto de venta que tienes en la misma exposición, recuerda que tienen que estar relacionados entre ellos para no confundir al posible cliente.  Presenta estos artículos unidos en grupos.
  2. Crea composiciones geométricas para atraer las miradas. La forma más utilizada es la piramidal, y no es conveniente combinar más de dos figuras en un mismo escaparate.
  3. Y finalmente deja espacios donde no pongas nada. No sufras el síndrome horror vacui y respeta estas zonas. Los espacios vacíos también ayudan a vender.


Como ves tu escaparate no solo necesita decoración atractiva, la técnica es imprescindible para captar la atención y generar ventas, tanto directas como indirectas.

Deseo que te haya gustado este artículo y que te haya sido de utilidad.

Si tienes cualquier consulta, o duda, por favor deja tu comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Muchas gracias por pasarte por aquí.

Un saludo, Olga.