Consejos de escaparatismo para tiendas

Cómo montar tu escaparate de Navidad

Una buena puesta en escena es clave para llamar la atención de los que pasan por delante de tu negocio.

Sobre todo en una de las fechas más importantes en el calendario comercial, la Navidad.

En esos días los clientes salen a la calle dispuestos a consumir.
Y las tiendas hacen todo lo posible para atraerlos hacia su interior. 



Pero cuidado, no solo debes pensar en la decoración, también tienes que prestar atención al tipo de producto que expones, donde lo ubicas y como lo presentas. 

Por muy llamativo que te quede el escaparate, si el conjunto no transmite calidad, no conseguirás aumentar las ventas.


Antes de meterte en el escaparate planifica todo lo que puedas el diseño, puedes incluso dibujar un pequeño boceto, te ayudará a organizarte mejor.

Toma nota de los pasos a seguir para montar con éxito el escaparate de Navidad.



Primer paso: mostrar el producto estrella.

Para empezar, estudia el surtido del que dispones y elige el más conveniente en relación a esta campaña. Recuerda que no todo lo que vendes en el interior de la tienda es igual de vendible en el escaparate. 

Descubre aquí  las características que necesita cumplir el producto expuesto.

Por ejemplo, puedes mostrar los productos más demandados en esos días. 
Como han hecho en este escaparate utilizando cuentos con temática navideña.






Ante todo evita  mostrar artículos variados sin ninguna estrategia y sin ninguna relación entre ellos. 


Si no tienes en cuenta esto el resultado será un conjunto caótico donde nada resalta.


Segundo paso: buscar elementos decorativos.

Antes de empezar a buscar ideas para la decoración piensa que objetivo, que finalidad, quieres conseguir con el escaparate.

Me explico:

Si tu intención es vender los artículos expuestos, estos tienen que ser los protagonistas.
Por lo tanto, la decoración pasa a un segundo lugar.

Mira estos escaparate de Navidad para joyerías, están ambientados pero quien se lleva la atención es el producto. 

Si por el contrario, tu intención es resaltar la imagen general de tu negocio, la decoración ganará protagonismo.

Como ves aquí, el producto no es lo más relevante, todo el conjunto tiene un fuerte impacto visual, y también consiguen aumentar ventas, pero de forma indirecta.

 

En todo caso, lo que sí es fundamental, es que la decoración que elijas sea coherente con la imagen de tu tienda y con el perfil del cliente al que va dirigido el producto del escaparate.

 

Después de todo no es lo mismo una tienda con una imagen clásica y tradicional, que una tienda de diseño vanguardista y moderno.

Del mismo modo tienes que pensar en el tipo de cliente al que le quieres vender. La decoración tiene que ser de su agrado, le tiene que interesar especialmente a él.

 

Y un detalle antes de decidir con que lo vas a decorar, ten en cuenta tus habilidades manuales, si no son tu fuerte evita tener que manipular la decoración.

Sin duda alguna con adornos simples también se pueden hacer escaparates exitosos.

Visto en Pinterest


Tercer paso: distribuir con estrategia.
 

Y la última parte, pero casi que la más importante, es donde vas a situar cada cosa.

Una buena técnica a la hora de distribuir es clave para que los consumidores perciban la calidad y profesionalidad que ofreces en el interior. 

En el escaparate todo va en un sitio y tiene un porqué

Por lo que si quieres mejorar la visibilidad de todo el conjunto aplica las siguientes técnicas:

No disperses el producto por todo el espacio disponible. 
De hecho, crear conjuntos en el escaparate consigue mejorar la visibilidad de estos.

Pero para eso, tienes que respetar los espacios vacíos que se forman alrededor de los grupos.

Y otro aspecto que debes incluir en tu diseño es la composición con forma geométrica para dar forma a todo el conjunto. 

Para ver con detalle estas técnicas visita pincha aquí

En resumen, tan importante es la decoración como la distribución.

Para que tu escaparate sume ventas invierte tiempo en buscar ideas originales.
Y además, ubica las cosas de forma premeditada, no dejes nada a la improvisación. 


Finalmente para mantener el escaparate en perfectas condiciones toda la Navidad, revisa de forma habitual su estado
Al igual que cada 2 o 3 semanas haz una rotación de producto para seguir generando interés y evitar la monotonía.

En consecuencia, mostrarás la mejor versión y atraerás los clientes hacia el interior. 


Espero haberte ayudado con estos consejos.
Muchas gracias por pasarte por aquí. 

Un saludo, Olga.